La Agricultura Ecológica

Como sabéis, nos dedicamos a al cultivo y venta de naranjas a domicilio y hace poco comenzamos nuestro paso a la “Agricultura Ecológica”. El esfuerzo será grande y la experiencia poca, pero confió en mis conocimientos en agricultura convencional, mi formación en Ciencias Ambientales y sobre todo en el entusiasmo de materializar un proyecto soñado. Se que es un tema que interesa a mucha gente por la natural preocupación hacia la salud y el medioambiente. Por ello me he decidido a escribir una serie de artículos que relatarán paso a paso como un cultivo convencional se convierte en “Ecológico”. Pese a que en mi caso esta transición se realiza en cítricos, procuraré ser mas generalista, ya que el nuestro es un cultivo muy localizado y de poco servirían mis artículos fuera de Valencia.
Para comenzar, es importante un poco de teoría y legislación, ya que a día de hoy solo es “Ecológico”, “Eco” o “Bio” el producto que ha recibido el correspondiente certificado del Organismo Competente. Y eso no se lo salta nadie. Todos conocemos importantes empresas alimentarias que cambiaron sus nombres comerciales debido a ello. Ejemplos de esto son el yogur “Bio” de Danone, que pasó a llamarse “Activia” y fichó a José Coronado para sus anuncios… O el de “Bicenturi”, la marca anteriormente conocida como “Biocenturi”.

La Agricultura Ecológica, según definición de la FAO es: “Un sistema holístico de gestión de la producción que fomenta y mejora la salud del agroecosistema, y en particular la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo… Los sistemas de producción orgánica se basan en normas de producción específicas y precisas cuya finalidad es lograr agroecosistemas óptimos que sean sostenibles desde el punto de vista social, ecológico y económico.”

La “Agricultura Ecológica” se rige por el Reglamento Comunitario R(CEE) Nº 2092/91, sus transposiciones y modificaciones. Todo agricultor que quiera dedicarse a la “Agricultura Ecológica” debe conocerla a fondo. Y no es fácil, lo que desgraciadamente excluye a mucha gente, que por su edad, formación o pocas ganas de complicarse nunca optará por un cambio radical en su forma de cultivar. Usando técnicas de agricultura ecológica aumentas los gastos y es posible que el mercado convencional no compre tu producto, ya que puede presentar pequeñas imperfecciones estéticas. La única forma de llevar adelante este tipo de técnicas sostenibles a gran escala y sin arruinarse es pasar por el aro administrativo y certificarse en “Agricultura Ecológica”. Pese a todo, mucha gente utiliza las técnicas de agricultura ecológica para autoconsumo, en pequeños terrenos, huertos urbanos e incluso terrazas. Según he podido comprobar sus resultados son muy buenos, obteniendo frutas y verduras de gran calidad para ellos y sus familias. A esa gente que entiende que no todo es cuestión de un sello, dedico esta serie de artículos, esperando puedan aprovechar algo de nuestra “Conversión Ecológica” para sus proyectos personales.
Ojala no os halla aburrido con estos royos legales, pero antes de comenzar con artículos sobre técnicas de cultivo ecológico quería hacer una reflexión previa de lo que es “Ecologico” y lo que es ecológico.

Un saludo desde Valencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s