Agricultura Ecológica: El riego III

En el anterior articulo estuvimos contando las excelencias de un riego por goteo. Pero también existen otros sistemas que pese a ser mas arcaicos no dejan de ser ingeniosos y efectivos. Destaca el riego “a manta” o por inundación. Es el sistema mas tradicional, heredado de romanos y árabes, el clásico de acequias y caballones que todos hemos visto en las zonas rurales. Es un sistema menos eficiente ya que tiene grandes perdidas en la conducciones de agua. Aun así sigue siendo muy utilizado por la falta de modernización de las infraestructuras rurales.

Regando con acequia

Si queréis recuperar un terrenito para vuestro autoconsumo puede que os encontréis con un riego de este tipo. Si bien no es mejor sistema, lleva funcionando desde hace mas de mil años, así que por algo será. En Naranjas La Arroba mantenemos en perfectas condiciones nuestras acequias pese a usar goteo, así tenemos un sistema de riego auxiliar en caso de fallar el principal.

Lo primero que tenéis que hacer para regar por inundación es aseguraros que las acequias estén en condiciones, libres de maleza o basuras y sin roturas ni fisuras. Si los desperfectos son solo grietas, podéis taparlas con cemento. Si se trata de algo mas grande tendréis que encofrar la zona a reparar y rellenar la rotura con piedra y cemento. Suele ocurrir que las compuertas de cierre de la acequia estén rotas o hayan sido robadas. Podéis arreglarlas, improvisar unas nuevas con maderas forradas con plástico o comprarlas. Si preguntáis a los lugareños es probable que os expliquen donde podéis adquirir este “exótico” artículo.

Acequia de riego

Ademas de mantener la acequia en buenas condiciones tendreis que dividir la parcela en tablas perpendiculares a la acequia, que parten de cada una de las compuertas de la misma. Acotareis la zona regada por cada una  de las salidas de agua mediante 2 caballones continuos que ayudarán a repartir el agua uniformemente por tablas.

También es muy importante que mantengáis una pendiente constante de un 0,5 % aprox. para que el agua llegue a todo el campo. Si observáis que el agua no baja bien deberéis nivelar correctamente el terreno con la azada.

En el caso de que sea un terreno abandonado hace mucho o que nunca haya sido cultivado podéis encontraros importantes deficiencias en el nivelado. En este caso podría ser mas interesante hablar con algún profesional del movimiento de tierras y que os lo solucione con una retroexcavadora.

Si queréis hacerlo vosotros mismos os dejo el enlace de una forma casera de sacar niveles por vasos comunicantes:

http://www.almanaqueept.net/Publicaciones/1975/197536.pdf

Una vez recuperada la funcionalidad del sistema de riego solo tenéis que informaros sobre los turnos de riego de esa acequia en la Comunidad de Regantes de turno. Si queréis saber la frecuencia y cantidad de riegos a aplicar, consultad nuestro articulo a este respecto.

Espero que os haya gustado este articulo. Recuerda que puedes descargar el manual completo en formato pdf.

Si necesitáis cualquier cosa o queréis naranjas online, ya sabéis como contactar conmigo.

Un saludo desde Valencia

2 Respuestas a “Agricultura Ecológica: El riego III

  1. Pingback: Tu huerto ecológico paso a paso | Arrobas de Naranjas

  2. Pingback: Las herramientas del huerto | Arrobas de Naranjas

Deja un comentario