Dame veneno…

El otro día paseando por el campo encontré un cartel con una calavera “sonriente” en un campo de naranjas y alcachofas. Resulto ser una advertencia del uso de plaguicidas en la cosecha, concretamente Winnecoop, un glifosato genérico, como el famoso herbicida Roundup de la controvertida multinacional Monsanto. Este producto, de uso totalmente generalizado en la agricultura convencional tiene una elevada toxicidad y presuntos efectos mutagénicos.

Resulta inquietante ver este tipo de carteles en la huerta, cerca de los alimentos que comemos, aunque si están permitidos, no deben de ser tan nocivos. ¿O si? Veamoslo:

Las cosas que te encuentras por el campo

En la parte de abajo del cartel, podemos ver escrito el plazo de seguridad, que es el tiempo a partir del cual los frutos pueden ser recolectados. Este periodo se calcula en función del tiempo que un tóxico tarda en disminuir su concentración por debajo del 1%. Es decir, aun respetándose los plazos de seguridad, cosa que no siempre ocurre, podemos llegar a ingerir un 0,9% del tóxico aplicado.

Hay quien dirá que no es algo significativo, pero es evidente que un residuo del 0% es mejor que un 0,9%. Pero ahora viene la trampa, ¿un 0,9% de cuanto?

Hay que aclarar que este baile de porcentajes no sirve mas que para dar sensación de seguridad en dichas sustancias, ya que no hacen referencia mas que a la cantidad inicial. Pero, ¿cual ha sido la cantidad inicial?. Sin ella nunca sabremos la cantidad de tóxico que nos estamos llevando a la boca.

Esta es una de las claves del truco, ya que solo la persona que ha aplicado el plaguicida sabe la cantidad que a usado. Es decir, que si la dosis inicial ha sido de 100 mg, pasado el plazo de seguridad legalmente quedarán 0,9 mg. Pero si en vez eso partes de 1000 mg, pasado ese periodo tendrías un residuo tóxico de 9 mg. Y así sucesivamente.

Como la mano de obra en agricultura se come los escasos beneficios, el agricultor suele optar por poner dosis muy altas de producto (herbicida o plaguicida) para asegurarse que este cumple su función y no hay que repetir el trabajo. Por todo ello nos encontramos siempre ante una presencia de tóxico a una dosis indefinida.

Pesticidas

Y esto solo hace referencia a las intoxicaciones agudas, es decir a la ingesta de una sustancia que nos produce una intoxicación inmediata. A esto hay que añadirle las toxicidades crónicas producidas por una ingesta continua de bajas cantidades, ya sea directamente o por bioacumulación, es decir a través de otro ser vivo. Esta acumulación puede llevarse a cabo por múltiples vias, como por ejemplo a través de la leche materna en lactantes o por comer animales que hallan podido alimentarse de los productos impregnados de plaguicidas.

Y evidentemente, estos animalitos no van a esperar a que pase el plazo de seguridad que reduzca el tóxico al  0,9 %  de….. de X.

Si necesitáis cualquier cosa o si queréis comprar naranjas de Valencia, ya sabéis donde estoy.

Un saludo desde Valencia

6 Respuestas a “Dame veneno…

  1. Pingback: VITAMINA C | Arrobas de Naranjas

  2. Los datos aportados sobre la toxicidad de este producto son incorrectos. Solo hace falta buscar la ficha de seguridad de este producto y podrás ver que no es cancerígeno, ni mutagénico ni tóxico para la reproducción, Dicho producto está clasificado como irritante para ojos y piel. No quisiera con esto infravalorar la peligrosidad de este producto, pero creo que no se puede alarmar a la gente con información no fideligna.

  3. Hola Josep, si nos ceñimos a la ficha de seguridad, se afirma que no es carcinogénico ni tóxico para la reproducción. Con respecto a la mutageneidad, se hace referencia a anomalías en el intercambio de cromatidas durante la reproducción celular. Eso no parece muy bueno, ¿no? Pero, como ese hecho “no es definitivo para establecer su potencial mutagénico” se le aplica el principio de inocencia. Pero cuando hablamos de tóxicos, creo que se debería de mantener un principio de culpabilidad mas bien, esto se trata de proteger a las personas, no los derechos de un compuesto tóxico…
    Porque la misma ficha de seguridad deja bien clara su toxicidad, imponiendo plazos de seguridad y protocolos para intoxicaciones.
    Por otra parte hay bastantes cosas que cuestiono de esos estudios de riesgos. Soy Licenciado en Ciencias Ambientales y tengo buenos conocimientos de toxicologia, y creo que no se adaptan demasiado a la realidad.
    Pero como tampoco quiero alarmar a nadie, modificaré el texto en función de su ficha de seguridad.
    Luego, ya cada uno que piense lo que quiera.

    Un saludo

  4. Pingback: Los tipos de agricultura | Arrobas de Naranjas

  5. Pingback: 6 motivos para la Agricultura Ecológica | Arrobas de Naranjas

  6. Pingback: Controlar las plagas sin destruir el ecositema | Arrobas de Naranjas

Deja un comentario