Control biológico de plagas

Continuando con nuestro anterior artículo, hoy hablaremos sobre el control biológico, es decir el uso de fauna beneficiosa para mantener a raya a nuestras plagas. Existen dos relaciones básica entre especies que debemos conocer para comprender el control biológico:

mariquita depredando pulgón

– La depredación: Nuestros “aliados” se alimentarán de la plaga en una o varias partes de su ciclo vital. Es posible que solo se comporten como depredadores en su fase larvaria, adulta, o ambas, como en el caso de las mariquitas. Por tanto debemos de tener en cuenta esto para saber que estado del insecto nos es beneficioso.

– El parasitismo: La especie que utilizaremos para controlar nuestra plaga realiza alguna de las partes de su ciclo a expensas de nuestro “enemigo”, utilizándolo generalmente para depositar sus huevos y como alimento para las primeras fases del crecimiento. ¿Habéis visto Alíen? Pues mas o menos seria algo así…

Con este par de conceptos claros, debemos identificar cuales son las plagas que afectan a nuestros cultivos ya que estas variarán en función de lo que cultivemos e incluso de donde lo hagamos. Esto podemos hacerlo por observación directa o consultando algún articulo específico para vuestro cultivo. Tenéis muy buena información al respecto en: http://articulos.infojardin.com/huerto/plagas-huerto-huerta.htm

Una vez catalogadas nuestras plagas potenciales debemos averiguar cuales son sus depredadores y parásitos. Cada cultivo tiene unas plagas específicas y por tanto sus depredadores serán diferentes, aunque podéis encontrar algunos generalistas como las mariquitas (Coccinellidae sp.) o crisopas (Chrysopidae sp.)

'Chrysopa perla' photo (c) 2009, Gilles San Martin - license: http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/

En el caso de los parasitoides, aun son mas específicos, ya que parte de su ciclo depende obligatoriamente de la especie parasitada.

Cuando tengamos claras la especies que necesitamos para combatir nuestras plagas “solo” nos queda conseguir que estos aparezcan en nuestro huerto en cantidad suficiente como para realizar un control efectivo. Para ello podemos fomentar su aparición natural, creándoles un hábitat confortable o introducirlos en momentos puntuales de necesidad. El mayor problema de esta ultima técnica es la alta probabilidad de fuga o muerte de individuos si no se encuentran a gusto en nuestro huerto. Con ello estaríamos malgastando nuestro tiempo y dinero, a demás de quedarnos a merced de las plagas.

Por tanto la mejor forma de usar el control biológico seria mediante la creación de un ecosistema sano, con gran variedad de especies cultivadas así como flora auxiliar como cobertura y/o setos vivos. Cada especie tiene preferencia por ciertas plantas, generalmente aromáticas y/o con flores vistosas. Con ello conseguiremos poblaciones aceptables de depredadores residentes, que pueden ser reforzados con sueltas en momentos puntuales. En este entorno, los “recien llegados” se encontraran con un buen hábitat en el que aclimatarse y realizar un control efectivo de la plaga.

Y hasta aquí los conceptos básicos del Control Biológico. 

Recuerda que puedes descargar el manual completo en formato pdf.

Si necesitáis cualquier cosa, ya sabéis donde estoy.

11 Respuestas a “Control biológico de plagas

  1. Pingback: Tu huerto ecológico paso a paso | Arrobas de Naranjas

  2. Pingback: Controlar las plagas sin destruir el ecositema | Arrobas de Naranjas

  3. Pingback: Agricultura Ecológica: Combatiendo las plagas | Arrobas de Naranjas

  4. Pingback: Insecticidas ecológicos caseros | Arrobas de Naranjas

  5. Pingback: Agricultura Ecológica: Abonos verdes | Arrobas de Naranjas

  6. Pingback: Agricultura Ecológica: Combatiendo las plagas IV | Arrobas de Naranjas

  7. Pingback: Estrategias de control biológico | Arrobas de Naranjas

  8. Pingback: Abonos naturales para plantas | Arrobas de Naranjas

  9. me gustaria informarme la forma de producir mariquitas
    escalada55azul@hotmail.com
    gracias

    • Hola Jose Luis, nosotros no tenemos criaderos, simplemente mantenemos el ecosistema/campo de la forma más natural posible y ellas solas acuden, se aclimatan y se reproducen. Si quisieras criarlas, hay información en internet al respecto, pero siempre deberás mantener el ecosistema sano para que puedan sobrevivir y proliferar.
      Un saludo

  10. Pingback: Especies para el control biológico | Arrobas de Naranjas

Deja un comentario