Agricultura Ecológica: Combatiendo las plagas IV

Pese a todas las técnicas de  artículos anteriores es posible que alguna vez nos veamos desbordados por alguna plaga que amenace muy seriamente nuestra cosecha. Esto puede ser debido a que el ecosistema que estamos creando en nuestro huerto no está lo suficientemente maduro como para autorregularse. También es posible que resulte demasiado pequeño como para regularse con normalidad. O simplemente por que si, los seres vivos y sus relaciones (ecología) pueden ser impredecibles. Sea como fuere, no es motivo para tirar la toalla y caer en el uso de químicos, ya que tenemos a nuestra disposición insecticidas ecológicos que se ajustarán a nuestras necesidades.

'Lady Bug' photo (c) 2007, Jay & Melissa Malouin - license: http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/

Estos insecticidas, tienen bajo impacto en la fauna auxiliar y que suelen actuar de una forma mas bien física, y no químicamente. Existen multitud de listados sobre los tratamientos permitidos en Agricultura Ecológica, pero seria muy interesante dar prioridad a los mas inocuos (jabones potásicos, extractos…) frente a los más “agresivos” (piretroides, neem…)

Podemos clasificar estos plaguicidas en 2 tipos:

  • Comerciales: Potentes compuestos vegetales con gran capacidad de control sobre las plagas. De fácil uso, ya que al ser comerciales se suministran con toda la información sobre su aplicación.

    Los mas frecuentes son el neem, las piretrinas (del crisantemo) o la rotenona.

    Su mayor inconveniente es su acción indiscriminada, ya que actuarán sobre las plagas, pero también sobre la fauna auxiliar, produciendo desequilibrios. Pese a todo, su fácil biodegradación los hace mucho menos tóxicos para el ecosistema que los plaguicidas químicos.

    En este apartado incluiríamos también los aceites minerales que actuarían creando una fina película sobre los insectos y eliminándolos por asfixia.

  • Preparados caseros: Producidos a base de extractos de plantas de uso común, como lavanda, albahaca o hinojo. Con efectos insecticidas y repelentes, sin ser tan potentes como los anteriores, pueden darnos muy buenos resultados. Resultan menos letales para la fauna auxiliar y se biodegradan muy rápidamente. En contra tienen su incierta concentración, por ser caseros y una menor capacidad de control de las plagas. Pese a todo, si hemos trabajado bien en el resto de técnicas de control de plagas, deberían de ser suficientes.

    Pese a no proceder de plantas, deberíamos incluir en esta categoría los jabones, por su facilidad para realizar nuestras propias mezclas caseras.

Y hasta aquí las lineas básicas sobre plaguicidas ecológicos. Dedicaremos próximos artículos a la preparación de insecticidas ecológicos caseros para nuestro huerto.

Si necesitáis cualquier cosa, ya sabéis donde estoy.

Un saludo

P.d: Si te gusta la agricultura ecológica. ya puedes descargar el manual completo en formato pdf.


Una respuesta a “Agricultura Ecológica: Combatiendo las plagas IV

  1. Pingback: Tu huerto ecológico paso a paso | Arrobas de Naranjas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s