Agricultura Ecológica: Volver a empezar

Tras recoger el fruto de nuestros esfuerzos y desvelos, tenemos que empezar a plantearnos que queremos cultivar de cara a la próxima cosecha. El suelo de nuestro huerto ha dado lo mejor de si para ofrecernos sus tesoros, pero ahora dispone de una menor cantidad de nutrientes para nuestras plantas.

Por si esto fuera poco, algunos parásitos habrán comenzado a acudir atraídos por el anterior cultivo. Generalmente se trata de nematodos, minúsculos habitantes del subsuelo de nuestro huerto que atacan a las raíces de los cultivos. Si bien no serian dañinos en pequeñas cantidades, debemos evitar que se instalen y proliferen hasta causar problemas.

La rotación de cultivos:

La agricultura tradicional resolvió esos dos problemas con un ingenioso y sencillo método que aprovecha las diferentes cualidades y necesidades de cada tipo (generalmente familia) de plantas. Con ellas crea una rotación lógica que aprovecha al máximo la naturaleza de cada una de ellas. El sistema consiste básicamente en dividir las plantas que queremos cultivar en varios grupos en función de sus cualidades. Esta seria una rotación básica con 4 grupos de plantas:

  • Grupo 1. Solanaceas: Principalmente patatas, tomates, pimiento, berenjenas..

  • Grupo 2. Cucurbitáceas: Pepinos, calabacines, calabazas, melones, sandías…

  • Grupo 3. Leguminosas: Judías, guisantes, soja, altramuces…

  • Grupo 4. Lileáceas: Ajos, cebollas, puerros…

Para cultivar estos 4 grupos deberemos dividir nuestro huerto en 4 bancales, uno para cada familia. Una vez finalizada la temporada, en bancal que alojaba el Grupo 1 cultivaremos el Grupo 2. En el que alojaba el 2, cultivaremos el 3. En el que tenia el 3, cultivaremos el 4. El Grupo 4 es el que menor cantidad de nutrientes necesita, y el Grupo 1, que ocupará su lugar en la rotación, el que más. Es por ello que debemos fertilizar generosamente antes de plantar el Grupo 1. Le añadiremos estiércol en fresco, ya que su fermentación en el suelo ayudará a desinfectarlo de patógenos. Si combinamos esta fermentación con una cobertura plástica negra que tape el bancal, conseguiremos una desinfección total mediante el proceso conocido como biosolarización.

El resto de bancales pueden fertilizarse ligeramente con estiércol ya maduro. Igualmente, la familia de las leguminosas aportaran abono nitrógenado de forma natural gracias a su asociación simbiotica con bacterias nitrificantes.

Recuerda que puedes descargar el manual de huertos ecológicos completo en formato pdf.

Si necesitáis cualquier cosa, ya sabéis donde estoy.

Un saludo

Una respuesta a “Agricultura Ecológica: Volver a empezar

  1. Pingback: Tu huerto ecológico paso a paso | Arrobas de Naranjas

Deja un comentario