Síndrome de estrés postvacacional

Se que los amigos de Naranjas la Arroba se preocupan por la salud, así que muy gustosamente les he preparado este artículo. En el trataré de aportar un poco de información profesional y rigurosa sobre este tema tan de actualidad.

Lo primero intentaremos definir en que consiste este fenómeno que nos afecta a muchos.

El estrés no es mas que una reacción perfectamente normal, si no se mantiene en el tiempo, una respuesta a una nueva situación.

La aparición de síntomas emocionales o comportamentales en respuesta a un estresante identificable tiene lugar dentro de los 3 meses siguientes a la presencia del estresante” CriteriosDSM-IV Consenso universal

En el caso del sindrome post-vacacional, lo que nos ocurre es que tenemos que readaptarnos a nuevas demandas que nos producen una serie de cambios o reacciones tanto físicas como mentales.

Los cambios que experimentamos tras unas vacaciones, al reincorporarnos al entorno laboral se caracterizan por una sobreactivación y aceleración de la puesta en marcha de las actividades que en breve se convertirán en rutina. Esta sobreactivación es como nuestro cuerpo intenta dar respuesta a las demandas del “nuevo” ambiente.

Estas reacciones son normales y adaptativas, el problema aparece si mantenemos ese ritmo de manera indefinida. Esto sería el síndrome post vacacional propiamente dicho. El mantener en el tiempo este ritmo supondrá un desgaste de recursos que nos producirá:

Sintomas de estrés postvacacional

Cansancio

Aumento de errores

Embotamiento

Malestar físico

Dolores de cabeza

Estos síntomas son leves y suelen amainar con la rutinización de las tareas pero a veces, pueden empeorar.

Este agotamiento, puede hacer, paradójicamente, que no descansemos, ya que la preocupación no nos permita dormir y descansar lo suficiente, si esto sucede sufriríamos una serie de síntomas del estrés, como:

Insomnio

Dolores musculares

Problemas de atención

Problemas de memoria

Estos síntomas de estrés posvacacional desparecerán simplemente con más descanso, pero si no se pone remedio a este estado, los síntomas aumentarán y cada vez serán mas intensos y podríamos desarrollar otras enfermedades.

Pero no nos alarmemos porque normalmente, la reacción de estrés que sufrimos al volver al trabajo no es demasiado intensa. Y bien llevado puede convertirse en ilusión por volver a estar ocupados.

El cambio de hábitos exige un esfuerzo para volver a los horarios y actividades que se nos requieren.

Estres

Para ello algunos consejos para superar el estrés postvacacional son:

  •  Comenzar poco a poco y a poder ser por lo mas grato.
  • Una buena alimentación, que nos ayude a superar los síntomas, dietas ricas en vitaminas C, A y E, que contribuyen a mejorar el cansancio. Vitaminas del grupo B, para fortalecer el sistema nervioso. Y sobretodo hacer del tiempo de la comida un espacio de relax y desconexión del trabajo.
  • La practica moderada de algún deporte o ejercicio físico que nos ayude a relajarnos.
  • La buena gestión del tiempo: actividades, horarios, descanso…
  • Evitar analizar continuamente los problemas y alternativas.
  • No exagerar con las expectativas de consecuencias negativas
  • Ser realista y positivo
  • Eliminar pensamientos erroneos e ideas irracionales
  • Ser asertivos, saber decir no, a aquello que no podemos abarcar, de manera amistosa y
  • cordial.
  • Mejorar nuestras habilidades sociales. (sonreír, compartir, delegar…)

Con todo esto ya disponemos de una valiosa información y como la información es poder, esperamos que este post os ayude a sobreponeros de las vacaciones.

Aroa Navarro

Psicóloga.

 

Deja un comentario