Desayuno perfecto

La importancia de un buen desayuno ha sido más que demostrada por médicos y nutricionistas. Es vital en la dieta ya que durante el sueño, nuestro organismo ha estado en ayuno durante muchas horas y nuestras reservas energéticas están bajo mínimos. Si no reponemos rápidamente estas reservas, pronto nos sentiremos fatigados y seremos incapaces de mantener niveles adecuados de concentración durante la mañana. Además, durante la noche hemos ido sufriendo una progresiva deshidratación que debemos frenar con el desayuno, especialmente durante el verano.

Desayuno PerfectoEl contenido de un desayuno ideal debe de alcanzar un 25% de la ingesta calórica del día, lo que supone unas 500 calorías  El balance diario de la composición de nuestros alimentos debe de ser de un 55% de hidratos de carbono, un 30% de grasas y un 15% de proteínas. En el caso del desayuno podemos ingerir un porcentaje mayor de hidratos de carbono y grasas ya que tenemos todo el día para utilizar la energía que nos aportan.

Por si aun no tenéis claro quien es quien en nutrición, vamos a hacer un pequeño repaso:

Hidratos de carbono: Nos proporcionan energía rápida y los encontramos en gran cantidad en los cereales y sus derivados: Pan, galletas, muesli, copos de avena… Nos aportan unas 350 kcal por cada 100 gramos, aunque deben de ser complementados con otros alimentos debido a su bajo contenido en grasas y en aminoácidos completos (proteínas útiles)

Proteínas: Están formadas por aminoácidos y son los “ladrillos” que forman nuestros músculos. Pese a encontrarse en muchos alimentos, solo nos resultarán de utilidad cuando consumamos aminoácidos completos, ya sea en un solo alimento o combinando varios. Los encontramos completos en lácteos, carnes, pescados, huevos y en la soja. También podemos completar las cadenas de aminoácidos convidando legumbres con cereales.

Grasas: Nos aportan energía de almacenamiento además de cumplir funciones esenciales en el cuerpo, como el mantenimiento de membranas celulares o funciones hormonales. Su aporte energético es muy grande (900 kcal por cada 100gr) por lo que no debemos abusar de ellos.Se encuentran especialmente en estado puro en aceites, mantequillas y en menor medida en carnes, pescados, lácteos, en frutos secos y semillas.

Tampoco debemos olvidar otros elementos imprescindibles para un desayuno completo, que nos hidratarán y aportarán fibra y vitaminas. Esto puede conseguirse fácilmente mediante zumos naturales y/o fruta.

Para terminar y tras aprender las nociones básicas que nos llevarán a diseñar nuestro desayuno ideal, vamos a daros un ejemplo de un buen desayuno:

  • 2 tostadas de pan con tomate rayado y aceite.
  • Una vaso (250 ml.) de leche o un yogur.
  • 50 gr. de cereales
  • Un vaso de zumo de naranja natural
  • Un puñadito de nueces.

Con estos consejos disfrutareis de un desayuno completo para un día pleno 😉

Si necesitáis cualquier cosa, ya sabéis donde estamos.

Un saludo desde Valencia

2 Respuestas a “Desayuno perfecto

  1. Pingback: Volviendo a la rutina alimenticia | Arrobas de Naranjas

  2. Pingback: Claves para una alimentación saludable | Arrobas de Naranjas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s