Volviendo a la rutina alimenticia

Seguro que durante estas vacaciones hemos disfrutado como enanos, pero ya sabíamos que no iban a durar para siempre… Y efectivamente, ya está aquí septiembre y con el la vuelta a la rutina. Y no solo laboral y/o escolar, sino también alimentaria. Porque no nos engañemos, si pasáramos 365 días al año dándonos homenajes gastronómicos como lo hacemos en vacaciones, la bascula nunca marcaría menos de 3 cifras….

Pues bien, aquí os dejamos una serie de pautas para que la vuelta a la normalidad sea lo más llevadera posible:

Comer sano

Comencemos por el principio… Si algo caracteriza un hogar al volver de vacaciones es su nevera vacía. Pues bien, este será el punto de partida para retomar los buenos hábitos alimenticios. Planifica las comidas de la semana y a partir de este planing realiza las compras necesarias. Evita los dulces y reposterías industriales, especialmente durante las primeras semanas. Las vacaciones suelen “obsequiarnos” con unos kg extra de los que debemos deshacernos antes de que se asienten definitivamente. Si necesitamos desesperadamente algo dulce para subirnos el ánimo o incentivarnos a recuperar buenos hábitos, podemos comprar chocolate puro, pero sin consumirlo en exceso.

Comer en septiembre no tiene por que ser aburrido y seguro que ya echabas de menos muchos alimentos. Aprovecha la gran variedad de alimentos de otoño, como son las setas, uvas, frutos rojos y naranjas.

Otro de los puntos críticos a la hora de volver a la rutina es adaptarse a horarios fijos. Durante estas vacaciones nos hemos levantado y acostado cuando nos ha venido en gana. Y hemos comido cuando hemos tenido hambre o cuando algún manjar suculento a pasado ante nuestros ojos, abriéndonos el apetito… Pues bien, el recreo a terminado y ahora tenemos que volver a ceñirnos a horarios estrictos. Planificar nuestros horarios nos permitirá realizar todas las comidas correctamente, incluido un buen desayuno, que suele ser el gran perjudicado por las prisas para ir a trabajar. Este planing también nos ayudará a compensar la falta de tiempo para cocinar las comidas y cenas. Así sabremos lo que vamos a comer cada día, anticipándonos y pudiendo dejar la comida preparada la víspera. También podemos cocinar el fin de semana, congelar y luego descongelar los tuppers cuando proceda.

Manteniendo al día nuestro planning de comidas evitaremos caer en el consumo compulsivo de menús de bar, ahorrando salud y dinero.

Otro factor que puede ayudarnos a recuperar la normalidad es la practica regular de deporte, que nos ayudará a recuperar la disciplina y a mantenernos sanos y optimistas. Eso si, comenzad poco a poco, ya que después de tanto descanso, es posible que el cuerpo aun no esté listo para esfuerzos intensos.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda para retomar la rutina y disfrutar de un feliz Septiembre.

Si necesitáis cualquier cosa, ya sabéis donde estoy. Saludos

Una respuesta a “Volviendo a la rutina alimenticia

  1. Pingback: Medicina Natural Informativa » Volviendo a la rutina alimenticia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s