El rajado del cítrico

Este año, los citricultores nos enfrentamos a un problema, que pese a no ser nuevo, se ha disparado hasta convertirse en el mayor azote de nuestros campos esta temporada. Se trata del “rajado”, un agrietamiento en la corteza que está afectando a un porcentaje muy importante de la cosecha de este año.

Rajado de citricos

Pese a que las causas de este fenómeno no están aun claras, parece relacionado con la climatología, viéndose acrecentado por cambios bruscos de humedad, sequías y desequilibrios hídricos. La anormal escasez de lluvias de otoño y las altas temperaturas han podido desencadenar esta anomalia.

La aparición del rajado suele darse en agosto y septiembre, tras las lluvias, debido al incremento del volumen de los gajos de la naranja. Si la variedad de cítrico es de piel fina o esta se ha visto adelgazada por alguna carencia de nutrientes, resultará mucho más propensa al rajado. Esto se debe a que su delgada piel no será capaz de retener la creciente pulpa de la naranja, con lo que cede y se agrieta.

Cuando observamos la presencia de este “rajado” en nuestros campos, pensamos que era un problema exclusivo de nuestra cosecha. Tal vez se debía a que no utilizamos ningún producto para la conservación de las naranjas en el árbol, ya que para nosotros, las naranjas ecológicas debe de tener la menor intervención posible. Poco a poco hemos ido comprobando que es algo generalizado. Y pese a que no utilizamos tratamientos de conservación, la incidencia de esta anomalía en nuestra cosecha no es mayor que en otros campos de la zona.

Poco a poco los medios de comunicación regionales se han ido haciendo eco del asunto. Posteriormente, ha esta crisis citrícola ha ido llegando a los medios nacionales.

E incluso una clienta nos ha confirmado que en Extremadura están sufriendo la misma calamidad.

Por ello, y pese a que seleccionamos nuestras naranjas una a una, es posible que algunas manifiesten este rajado durante el transporte.

Si se diera el caso, por favor, notificadnoslo y con mucho gusto os repondremos las naranjas deterioradas.

Esperemos que la climatología sea más benigna la próxima temporada y podamos tener una cosecha sana, que bastantes problemas tiene ya el campo…

Un saludo

4 Respuestas a “El rajado del cítrico

  1. Pingback: El misterioso del "rajado" azota el campo

  2. Mira que yo pensaba que se habían machacado en el viaje… Con las que llegaron así hicimos mermelada, aunque quedo un poco líquida,nosé si sería porque eran naranjas de zumo… o porque teníamos que haber cocido más la mezcla para evaporar agua, aún así las naranjas rotas quedaron muy buenas en mermelada 🙂

    • Hola, las naranjas que puedan llegar rajadas se han roto durante el transporte, pero debido a que ya venían marcadas por el rajado. Cuando hagas un pedido, coméntanoslo y te las reponemos.
      Por otra parte, imagino que el tema de la mermelada será por falta de cocción, igualmente, al enfriar espesa más.
      Un saludo

      • Efectivamente, he hecho una segunda tande de mermelada y la he cocido bastante más, no con las proporciones que explicas en tu receta, ni de la misma manera… ya que me gusta encontrar tozos de fruta grandotes, pero como decía, ha quedado perfecta en cuanto a consistencia y de sabor como la anterior: exquisita. Por cierto es una muy buena opción para añadir al yogur griego, queda buenísimo.

        Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s