Rosquillas de naranja

Hoy vamos a preparar unas rosquillas de naranja con naranjas ecológicas, que harían las delicias del mismísimo Homer Simpson, aunque no sean del tipo de rosquillas que acostumbra a devorar.

Y es que, no se trata de las típicas rosquillas americanas cargadas de grasas saturadas con virutas hipercaloricas multicolores. Lo que os traemos hoy es la rosquilla tradicional de toda la vida, la que hacían nuestras madres y abuelas. Eso sí, a nuestras rosquillas de naranja les hemos añadido una buena cantidad de zumo, lo que las hace más ligeras y frescas.

Receta de las rosquillas de naranja

De todas formas, al estar fritas, conviene consumirlas con cierta moderación, si su delicioso sabor nos lo permite 😉

Prepararlas es muy sencillo y sus ingredientes se encuentran siempre en cualquier despensa, con lo que en menos de una hora podréis improvisar una merienda de lo más resultona.

Ingredientes:

  • 400 grs de harina
  • 2 huevos grandes
  • 100 grs azúcar
  • 125 ml de aceite de oliva suave (también podéis usar de girasol)
  • 10 grs. de levadura en polvo
  • 2 naranjas ecológicas

Preparación:

  1. Rallamos la piel de las naranjas, las exprimimos y reservamos el zumo y la ralladura.
  2. Ponemos en un bol el zumo de naranja, la ralladura, los huevos, el azúcar y el aceite y mezclamos con las varillas o un tenedor hasta que conseguir una mezcla espumosa.
  3. Añadimos muy poco a poco la harina junto con la levadura y mezclamos bien hasta conseguir una masa homogenea. La masa no debe pegarse a los dedos ni quedar reseca.
  4. Tapar el bol con un paño húmedo y dejar reposar una media hora para que suba.
  5. Una vez reposado ponemos a calentar aceite abundante a fuego medio. Mientras coge temperatura podéis ir dando forma a las rosquillas. Para ello podéis hacer “palotes” con la masa y unir sus extremos, dandoles forma de anillo. La otra técnica consiste en hacer bolitas con la masa y agujerearlas con el dedo pulgar al echarlas a la freidora.
  6. Freímos unos 2 minutos por lado o hasta que tengan color dorado. En se momento las sacaremos y las colocaremos sobre papel de cocina para que se escurran.
  7. Cuando comiencen a enfriarse, las rebozamos con azúcar y ya están listas para degustar.

Podéis hacer bolitas con los restos de masa y freír como el resto de rosquillas.

Las rosquillas de naranja son deliciosas para comer solas, pero rellenas de mermelada de naranjamojadas en chocolate a la taza son todo un espectáculo.

También puedes añadir una copita de anís a la masa, que le dará un toque muy especial.

Como freír las rosquillas de naranja

Se conservan sin problemas 4 o 5 dias en una caja de cartón. También pueden congelarse en bolsitas, sin el azúcar, y espolvorearlo antes de consumir.

Conviene recordar que es preferible usar naranjas ecológicas ya que tenemos que rallar la piel, que es donde más tóxicos podrían acumularse.

¡Buen provecho!

4 Respuestas a “Rosquillas de naranja

  1. Que pinta!!! Con lo que llueve por aki unas rosquillitas y un chocolatito… Uuummmmm

  2. Fantástico bog! Me encanta. Pásate por mi nuevo blog, estoy empezando!
    https://tartadenata.wordpress.com/
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s