Abonos naturales para plantas

El abonado es imprescindible en todo cultivo y es en la agricultura ecológica donde los abonos naturales adquieren una mayor importancia. En los cultivos “industriales”, los abonos como el estiércol y el compost que han fertilizado nuestros campos desde hace milenios, han sido casi sustituidos por fertilizantes sintéticos, más baratos.

La agricultura ecológica prohíbe el uso de productos sintéticos, por lo que los abonos naturales siguen siendo claves para cultivar nuestras naranjas de Valencia.

abono natural para plantas

Los abonos naturales que más usamos son:

Estiércol: Procedente de heces de animales, debidamente fermentados para hacerlo asimilable por las plantas y eliminar los microorganismos patógenos. En general son muy ricos en nutrientes, especialmente en nitrógeno, aunque su composición cambia en función del animal del que proceda. En exceso puede ser perjudicial para nuestros cultivos.

Compost: Es el resultado de la descomposición parcial de restos orgánicos, animales y vegetales, mediante microorganismos aerobios. Contiene una menor cantidad de nutrientes que el estiércol, pero mejora la textura del suelo, haciéndolo más esponjoso. También fomenta la aparición de microorganismos beneficiosos para el suelo. Puede realizarse en casa, transformando nuestra basura orgánica en compost para nuestro huerto.

Humus de lombriz: También conocido como vermicompost, es producto de la digestión de las lombrices, que van enriqueciendo el suelo a medida que lo digieren y expulsan. Muy similar al compost, pero con mayores propiedades nutritivas y de mejora del suelo.

Vinaza de remolacha: Es un subproducto de la extracción del azúcar de remolacha. Muy rica en nitrógeno, fósforo y potasio. También contiene otros elementos importantes como hierro, cinc y manganeso. Es liquida, lo que la hace muy fácil de usar combinada con un riego a manta o a goteo.abonos verdes

Abonos verdes: Consiste en la siembra de plantas, especialmente las fijadoras de nitrógeno (leguminosas), para hacer una cobertura en el suelo de nuestro huerto. Posteriormente se siegan, devolviendo los nutrientes al suelo. También nos ayudan a prevenir el crecimiento de malas hierbas, protegen el suelo de la erosión, ayudan a mantener la humedad y sirven de refugio a la fauna útil. La peor parte es que su mantenimiento es complicado y algo costoso.

Espero que con esta entrada os hayan quedado más claros los diferentes tipos de abonos naturales para plantas y que os sea de utilidad en vuestro huerto.

Un saludo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s