Gelatina de naranja

Esta gelatina de naranja es una receta de lo más sencilla y será la delicia de los peques de la casa. Muy alejada de las gelatinas industriales, esta receta es totalmente natural y solo contiene el azúcar de las propias naranjas. La gelatina de naranja es un postre muy sano, libre de grasas y prefecto para disfrutar sin tener que preocuparse por las calorías. Además. El contenido en proteína de la gelatina la hace muy recomendable para deportistas.

Podéis preparar este rico postre en muy pocos minutos, aunque después debe reposar en la nevera antes de degustar. Usando diferentes moldes, se consiguen vistosas formas para alegrar la vista y dar una presentación de lo más elegante.

Gelatina de naranjas de Valencia

Ingredientes:

Preparación:

  1. Remojamos las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos.

  2. Exprimimos el zumo de las naranjas. Es preferible colarlo para eliminar la pulpa y que la gelatina nos quede fina y transparente.

  3. Ponemos el zumo de naranja en un cazo y calentamos sin que llegue a hervir.

  4. Retiramos el cazo del fuego y añadimos las hojas de gelatina, ya remojadas y escurridas

  5. Removemos la mezcla del cazo hasta disolver completamente las hojas de gelatina en el zumo de naranja.

  6. Rellenamos los moldes con la mezcla y dejamos atemperar. Posteriormente, introducimos la mezcla tibia en el frigorífico durante 3 horas,

  7. Transcurrido este tiempo, solo tenemos que desmoldar la gelatina con mucho cuidado y ya está lista para servir.

Pueden introducirse trocitos de fruta en la mezcla antes de meter en la nevera. De esta forma le daremos un toque diferente y consiguiéremos que los niños vayan comiendo algunas frutas que no son de su agrado.

Espero que os guste esta gelatina de naranja.

¡Buen provecho!

Deja un comentario